Aldea de Ebro

Aldea de Ebro es una localidad del municipio de Valdeprado del Río (Cantabria, España). La localidad se encuentra a 840 metros de altitud sobre el nivel del mar, y a 4,8 kilómetros de la capital municipal, Arroyal. En el año 2012 contaba con una población de 9 habitantes (INE).

Aldea de Ebro
localidad
País  España
 Com. autónoma  Cantabria
 Provincia  Cantabria
 Municipio Valdeprado del Río
Ubicación 42°54′20″N 4°01′20″O
 Altitud 840 msnm
Población 160 hab. (INE 2018)
Código postal 39213
Iglesia de San Juan Bautista, románica del siglo XIII, en Aldea de Ebro.
Espadaña junto a la iglesia de San Juan Bautista.

Cabe destacar que Aldea de Ebro fue declarada en el año 2002 'bien de interés cultural con la categoría de conjunto histórico. En esta localidad puede verse un bello conjunto parroquial románico, uno de los más destacados del Campoo.[1] Data del siglo XIII y está formado por la iglesia románica de San Juan Bautista, la ermita de Dondevilla, una iglesia más reciente que acoge un museo y una monumental espadaña exenta. La iglesia de San Juan ha perdido en parte su aspecto medieval debido a sus múltiples restauraciones, especialmente la de Antonio Ceballos en 1835, cuando se amplió la nave y se debió de cambiar de lugar la portada románica.

Paisaje y naturaleza

Aldea de Ebro es uno de los pueblos que forman Valdeprado del Río, una zona apartada y montañosa sobre la vertiente izquierda del Ebro. Los montes que rodean a “La Aldea” se encuentran cubiertos de bosque de roble con ejemplares de porte pequeño o mediano por lo general, salvo en las agrupaciones que crecen al sur de las carreteras que llevan a los Carabeos y a Mediadoro, donde alcanzan una mayor consistencia. En las orillas del Ebro aparecen excelentes bosques de ribera con especies como el chopo, el álamo o el sauce que pueden ser admirados en todo su esplendor desde el puente llamado “de los Riconchos”.

Al igual que otros pueblos de Campoo, Aldea de Ebro tiene delimitado su término históricamente mediante una serie de hitos a modo de piedras señaladas con cruces, cuya revisión anual recibe el nombre local de andar las cruces.[2]

Patrimonio histórico

El término municipal de Aldea de Ebro se declaró Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico por el Decreto 130/2002, de 24 de octubre.


La barra

La barra es un juego tradicional practicado en el pueblo, que consistente en lanzar dicha barra lo más lejos posible. Hay dos modalidades, llamadas a braza y a pierna. La barra debe caer en el suelo de una determinada manera para que el lanzamiento sea considerado válido.[3]

Historia

En Pozazal se han hallado restos de una vía romana, de la cual se ha dicho que probablemente siguiera el curso del Ebro hasta Aldea de Ebro.[4] El sustantivo Aldea es de origen árabe, por lo que se ha discutido si Aldea de Ebro fue fundada en tiempos del dominio musulmán de la península ibérica. No obstante, ya que el término se incorporó al español, es posible que la fundación haya sido posterior.[5] La presencia del conjunto románico de la localidad da fe de su poblamiento en esa época. Su datación está discutida, ya que debido a las características de la región los edificios románicos existentes podrían haberse construido entre el siglo XI y el siglo XIII, e incluso el XIV.[6]

En el Diccionario geográfico estadístico de España y Portugal de Sebastián Miñano (1829) consta como parte de la provincia de Palencia, donde se dice que era un barrio del concejo de Los Reconchos (como aparece también en el Censo de los Obispos[7]) y destaca su actividad ganadera frente a una pobre agricultura.[8] Pocos años después Francisco de Paula Mellado en el Diccionario universal de historia y geografía (1846)[9] y Pascual Madoz en su Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar (1848) señalan que Aldea de Ebro es parte de la provincia de Santander y que pertenece al ayuntamiento de Carabeos, aunque difieren en el partido judicial y la diócesis. El Madoz dice que Aldea de Ebro contaba con 20 viviendas en las que residían veinte vecinos y noventa almas, una escuela primaria y parroquia, además de un molino harinero y una ferrería.[10] Tanto Reconchos como Carabeos son hoy unos concejos o agrupación de pueblos, a modo de gobierno vecinal, que subsiste dentro del municipio de Valdeprado del Río para debatir el aprovechamiento y el uso de los bienes de los que disponen.[11]

En la Enciclopedia universal ilustrada europeo-americana de 1907 aparece que Aldea de Ebro tenía ya 53 edificios y 149 habitantes.[12] En 1925 se aparece documentado el testimonio de un devoto que dijo ver a la Virgen de Montesclaros en Aldea de Ebro; durante el mismo aó hubo casos similares en varias localidades cercanas.[13]

Un documento republicano de 1948 señaló que toda la población de Aldea de Ebro, al igual que la de otros pueblos, se resistía aún al régimen franquista, aunque ha sido tachado de demasiado optimista.[14]

Referencias

  1. Iglesias Gil, José Manuel; VVAA (2004). Actas de los XIV cursos monográficos sobre el Patrimonio Histórico (Reinosa, julio-agosto 2003). Universidad de Cantabria. p. 330. ISBN 9788481023824.
  2. Rivas Rivas, Ana María (1991). Antropología social de Cantabria. Universidad de Cantabria. pp. 221-222. ISBN 8487412378.
  3. Doncel Recas, Lucio (2010). Deportes tradiciones de fuerza en España. Madrid: Visión Libros. p. 302. ISBN 978-84-9886-337-6.
  4. Solana Sainx, José María (1981). Los Cántabros y la ciudad de Iuliobrig. Librería Estudio. p. 225.
  5. Gordón Peral, María Dolores (coordinadora) (2010). Toponimia de España. Estado actual y perspectivas de la investigación. Walter de Gruyter. p. 96. ISBN 9783110233483.
  6. Martín Viso, Iñaki (2000). Universidad de Salamanca. p. 248 y 249 (incluyendo nota n.º 8). ISBN 8478009140.
  7. Zubieta Irún, José Luis (2009). Geografía histórica de la Diócesis de Santander. Universidad de Cantabria. p. 232. ISBN 9788481025231.
  8. Miñano, Sebastián (1829). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Madrid: Pierart-Peralta. p. 36.
  9. De Paula Mellado, Francisco (1846). Diccionario universal de historia y geografía. Tomo 2. p. 77.
  10. Madoz, Pascual (1848). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de sus posesiones de Ultramar. Madrid: Imprenta de D. Madoz. p. 494.
  11. Rivas Rivas, Ana María (1991). Antropología social de Cantabria. Universidad de Cantabria. p. 229. ISBN 8487412378.
  12. Enciclopedia universal ilustrada europeo-americana. J. Espasa. 1907. p. 340.
  13. González Echegaray, María del Carmen (1993). Guía para visitar los santuarios marianos de Cantabria. Encuentro. p. 92. ISBN 8474902975.
  14. Cazorla Sánchez, Antonio (2000). Las políticas de la victoria. La consolidación del Nuevo Estado franquista, 1938-1953. Marcial Pons Historia. p. 167. ISBN 8495379198.
Este artículo ha sido escrito por Wikipedia. El texto está disponible bajo la licencia Creative Commons - Atribución - CompartirIgual. Pueden aplicarse cláusulas adicionales a los archivos multimedia.