Idiófono

Un idiófono (del griego: ΐδιος-, propio, y -φωνή, sonido), según la clasificación de Hornbostel-Sachs, es un instrumento musical que tiene sonido propio porque usa su cuerpo como materia resonadora.[1] Produce el sonido primariamente por la vibración del propio cuerpo, sin uso de cuerdas, membranas o columnas de aire. Su cuerpo, de madera, metal o piedra,[2] es duro pero sonoro, con la suficiente elasticidad como para mantener un movimiento vibratorio.

El triángulo es un idiófono.

La familia de los idiófonos está formada por una gran diversidad de instrumentos, desde campanas, castañuelas y xilófonos hasta platillos y gongs. La mayor parte de los instrumentos de percusión que no usan membranas para producir el sonido son idiófonos, mientras que los que sí usan una membrana son membranófonos. Estos términos sustituyen al más general e impreciso «instrumento de percusión», cuando es necesario recurrir a una terminología más precisa.[2]

Véase también

Referencias

  1. J. Moltó. Historias de bambú. Charla ilustrada con instrumentos musicales. En P. J. Lavado y V. M. Lacambra (coordinadores), III Jornadas Nacionales de Ludotecas. Ponencias y comunicaciones., Albarracín, 2010, pág. 72.
  2. «Idiophone.» Archivado el 28 de febrero de 2014 en la Wayback Machine. Encyclopædia Britannica, 2014 (en inglés). Consultado el 6 de junio de 2014.

Enlaces externos

Este artículo ha sido escrito por Wikipedia. El texto está disponible bajo la licencia Creative Commons - Atribución - CompartirIgual. Pueden aplicarse cláusulas adicionales a los archivos multimedia.