Segunda Coalición

Se conoce como la Segunda Coalición (1798-1800) al segundo esfuerzo combinado de múltiples países europeos, liderados por el Archiducado de Austria y el Imperio ruso, para contener a la Revolución francesa. Cierto número de enemigos de Francia prepararon una nueva alianza con Inglaterra para deshacer las anteriores conquistas francesas. Austria y Rusia movilizaron ejércitos de refresco para las campañas de Alemania e Italia en 1799.

Segunda Coalición
Parte de Guerras revolucionarias francesas

Fecha 1798-1802
Lugar Europa, Oriente Medio, Mediterráneo, Caribe
Resultado
Beligerantes
Segunda Coalición:
Sacro Imperio Romano Germánico
· Archiducado de Austria
· Países Bajos Austríacos
· Ducado de Milán
· Gran Ducado de Toscana
Reino de Gran Bretaña (hasta 1801)
Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda (desde 1801)
Imperio ruso
Realistas franceses
Reino de Portugal
Reino de Nápoles
Reino de Sicilia
Orden de Malta
Malta (1798-1800)
Imperio otomano
Primera República Francesa
Reino de España
Legiones polacas
Reino de Dinamarca y Noruega[1]
Repúblicas hermanas:
· República Bátava
· República Helvética
· República Cisalpina
· República Romana (hasta 1799)
· República Partenopea (1799)
Bajas
79.000 austríacos, húngaros y alemanes muertos en combate[2] 75.000 franceses muertos en combate[2]

La Coalición comprendía a:

En el verano de 1798, Napoleón dirigió una expedición a Egipto, logrando numerosas victorias, pero fue incapaz de transportar a su ejército de vuelta a Francia por mar tras la batalla del Nilo. En su ausencia de Europa, un estallido de violencia en Suiza requirió el apoyo francés contra la antigua Confederación Suiza. Cuando los revolucionarios depusieron el gobierno cantonal de Berna, el ejército francés de los Alpes comenzó la invasión de Suiza, con el apoyo de los suizos republicanos.

1799

Situación estratégica de Europa en 1798

En el norte de Italia, el general ruso Aleksandr Suvorov encadenó una serie de victorias que empujaron a los franceses liderados por Moreau fuera del valle del Po y les obligaron a retroceder hasta los Alpes franceses y a la costa alrededor de Génova. No obstante, el ejército ruso fue derrotado en Suiza por el comandante francés André Masséna y Suvorov finalmente se rindió. En último término, los rusos abandonaron la coalición cuando Gran Bretaña insistió en arrogarse el derecho de registrar cualquier embarcación que detuviera en el mar.

En Alemania, el Archiduque Carlos hizo retroceder hasta el Rin al ejército francés bajo el mando de Jean-Baptiste Jourdan y obtuvo numerosas victorias en territorio suizo. Jourdan fue sustituido por Masséna, quien combinó entonces los ejércitos del Danubio y de Suiza.

A finales del año, Napoleón volvió de Egipto, dejando tras de sí a su ejército, y tomó el control de Francia en un golpe de Estado. Reorganizó a los ejércitos franceses y los comandó durante la campaña del siguiente año.

1800

En junio de 1800, Napoleón se había puesto personalmente al mando del ejército de Italia y ganó la batalla de Marengo contra las tropas austriacas del general Michael Melas, conduciendo a los austriacos de vuelta a los Alpes (venciendo a la Segunda Coalición).

En Alemania, el general Moreau derrotó al Archiduque Carlos en la batalla de Hohenlinden, forzándole a firmar un armisticio.

1801

En febrero de 1801, los austriacos firmaron el Tratado de Lunéville, aceptando el dominio francés sobre el Rin y las repúblicas-satélite francesas en Italia y los Países Bajos. El subsiguiente Tratado de Amiens entre Francia y Gran Bretaña inició el mayor período de paz entre Francia y Gran Bretaña durante el período napoleónico. A pesar de que la Toscana había resistido al sitio de Porto Ferrajo y mantenido su control, con la firma del Tratado de Amiens, este pueblo fortificado pasó a pertenecer a Francia. Los franceses, en cambio, tuvieron que abandonar el Reino de Nápoles.[3]

Véase también

Referencias

  1. Oficialmente neutral, pero su flota fue atacada por los británicos en la Primera Batalla de Copenhague (1801).
  2. «Victimario Histórico Militar».
  3. del Cantillo, Alejandro (1843). Imprenta de Alegria y Charlain, ed. Tratados, convenios y declaraciones de paz y de comercio que han hecho con las potencias extranjeras los monarcas españoles de la casa de Borbón desde el año de 1700 hasta el día. ISBN 978-1247492063. Consultado el 25 de marzo de 2014. «Artículo 11.º: Las tropas francesas evacuarán el reino de Nápoles y el Estado romano. Las fuerzas inglesas evacuarán igualmente Porto-ferrayo, y en general todos los puertos e islas que ocupasen en el Mediterráneo o en el Adriático».
Este artículo ha sido escrito por Wikipedia. El texto está disponible bajo la licencia Creative Commons - Atribución - CompartirIgual. Pueden aplicarse cláusulas adicionales a los archivos multimedia.